p Madrid +34 91 012 68 45 / Ciudad de México +52 555 543 30 59 / Monterrey +81 19 32 45 38 / Bogotá +57 317 772 65 34 / info@gpoeuroamerica.com

Carta de México

Carta de México inició su actividad en Madrid, España circulando como un boletín informativo dirigido a la comunidad de estudiantes mexicanos radicados temporalmente en la capital española. Este límite quedó atrás muy pronto.

Se detectó, por un lado, la existencia en Madrid y otras ciudades españolas, de un mercado con interés en información mexicana, y en tierra azteca, de un extenso grupo interesado en información española, por lo que el boletín informativo se transformó en una revista elaborada por profesionales con la misión de ser un vínculo entre dos pueblos unidos por la historia, la cultura, y la economía. Con un pasado común y un futuro compartido.

Carta de México comenzó a circular en su formato de revista en el año 2000, plagado de significados por ser el cambio de siglo y el inicio de un nuevo milenio, pero también el arranque de la transición política en México, la formalización de la democracia real. Desde el principio pusimos énfasis en el turismo y en temas de negocio, pues consideramos que se trata de una conexión llena de bondades, que van desde la creación de empleos hasta el conocimiento mutuo. Una revista que se convirtió de interés para los empresarios españoles interesados en México y para los empresarios mexicanos interesados en España, así como para los residentes de cada país. Durante dos ocasiones Carta de México fue encarte del periódico ABC y del diario LA RAZON con150,000 mil ejemplares respectivamente, logrando así un acercamiento con nuestros lectores.

En la portada de Carta de México, se rindió tributo a figuras de la cultura y los espectáculos en ambos lados del Atlántico, como Luis Miguel, Alejandro Fernández, Paulina Rubio, Salma Hayek, Miguel Bosé, Juan Manuel Serrat, pero también escritores respetados como Carlos Fuentes y Elena Poniatowska y leyendas del arte como Diego Rivera y Frida Kahlo, por mencionar un par de ejemplos notables.

Ese mismo afán de la edición en papel, se mantiene y fortalece en la Carta de México electrónica. La redacción y las imágenes se ajustan al nuevo formato, pero la responsabilidad de ser un vínculo atractivo entre dos países separados por un océano, pero unidos estrechamente por una voluntad consciente de estar cerca prevalece.